Preguntas frecuentes sobre protección solar

fotoprotección

A estas alturas del partido ya tenemos claro (o al menos deberíamos) que la exposición al Sol sin un buen fotoprotector es un acto suicida. Y aunque ya nos sabemos prácticamente toda la teoría, con la llegada del buen tiempo, también llegan las dudas: ¿tengo que usar crema a la sombra? ¿Puedo usar la del año pasado?¿Y los niños? A continuación, 12 preguntas frecuentes sobre protección solar.

1. ¿Si me pongo un fotoprotector alto puedo estar más tiempo al Sol sin renovar?

El factor de protección solar ( FPS o SPF) es un valor teórico que nos indica las veces que un fotoprotector es capaz de aumentar la capacidad de la piel para defenderse de la radiación solar. Para que nos entendamos, si normalmente tardamos 5 minutos en ponernos rojos sin protección, con un FPS50 tardaríamos 250 minutos. En la práctica, el sudor, el agua, el roce con la arena e incluso la manera en la que nos aplicamos el fotoprotector, puede reducir ese número de minutos; por lo que es necesario hacer una reaplicación al menos cada 2 horas.

2. ¿ Qué FPS es el mejor para mi piel?

Usando el ejemplo anterior: mi piel tarda 5 minutos en ponerse roja sin protección y uso un FPS6 (sí, sí, habelas hailas), obtengo un valor teórico de 30 minutos. Pero ya hemos hablado de que en la práctica esto no es real, por lo que tendré que reaplicarme la crema prácticamente cada 5 minutos (y queridos, ya nos conocemos, y sé lo mucho que nos cuesta cada 2 horas, como para tener que hacerlo cada 5 minutos). Por eso es importante escoger un FPS que se adapte a nuestra piel. De manera general las pieles claras y los niños deben usar una fotoprotección de FPS50, y las pieles más oscuras nunca inferior a 15.

3. ¿Existe la pantalla total?

La única pantalla total que existe es una manta de pies a cabeza. Antes se usaba el término “pantalla total” para protecciones solares altas, pero ya no porque llevaban a confusión, la gente se despreocupaba a la hora de las reaplicaciones  y la realidad es que no existen ningún fotoprotector que bloquee al 100% la radiación solar. Por ejemplo, el FPS30 bloquea alrededor del 80%, SPF50 pueden llegar a filtrar el 95%, y a partir de 50 la diferencia es tan mínima que lo único que se conseguía es que la gente se confiara y se echara, con suerte, dos veces al día el fotoprotector.

4. ¿Qué es eso de UVB/ UVA/IR-A?

Seguramente habéis visto en los envases de los protectores solares estas tres siglas que hacen referencia a los tres tipos de radiación solar que actúan sobre nuestra piel, y que son las responsables del fotoenvejecimiento, las manchas, las alergias, la fototoxicidad y el cáncer de piel: ultravioleta A, ultravioleta B e infrarroja A. Debemos usar fotoprotectores que especifiquen claramente que actúan contra estos tres tipos de radiación.

5. ¿Las cremas con factor de protección alto impiden el bronceado?

Esta pregunta se contesta con la 3: ningún filtro nos protege al 100%. No tiene sentido usar un FPS bajo para tu piel y churruscarse, cuando hay porcentaje de radiaciones que acaba alcanzándola de todas maneras y que origina un bronceado gradual y generalmente más prolongado. En cualquier caso, me parece importante recordar que el bronceado es una respuesta de defensa antes las radicaciones del Sol. Centremos nuestra atención en lo que, a mi juicio, es verdaderamente importante: el cáncer de piel

6. ¿Hay que usar protección solar si estás a la sombra?¿Y si está nublado?

Da igual que estés bajo una sombrilla (o dentro de un carrito de bebé), la exposición indirecta al sol también es peligrosa. Hay numerosas superficies que reflejan la radiación solar como la arena, el agua, la hierba, la nieve… Éstas pueden alcanzar nuestra piel y si no estamos protegidos nos puede provocar quemaduras solares y sus consecuencias futuras.

Resort beach

Si está nublado, las nubes absorberán parte de la radiación pero no en su totalidad, por lo que deberás aplicar igual el fotoprotector siguiendo las mismas pautas que para un día soleado.

7. ¿Factores físicos o químicos?

Los filtros físicos son los que forman una especie de barrera en nuestra piel  que refleja la radiación solar; mientras que los químicos son los que penetran en la piel, absorben la radiación y la transforman en algo inocuo para nuestra piel.

El fotoprotector ideal es el que combina ambos tipos de filtros.  Sin embargo, los filtros químicos en las pieles sensibles, atópicas, las de los bebés y niños más pequeños… pueden causar alguna irritación por lo que se recomienda el uso de fotoprotectores que incluyan únicamente filtros físicos en su formulación.

8. ¿Es mejor crema o aerosol?

No existe ninguna mejor, depende un poco de las circunstancias y los gustos de cada uno. He observado que con las cremas la gente es más consciente de la aplicación y suele aplicarla de manera más uniforme y sin saltarse ninguna zona del cuerpo. Los aerosoles sin embargo, suelen motivarnos más a la hora de la reaplicación por que son más fáciles y rápidos. ¿Cuántos os habéis echado las manos a la cabeza porque el aerosol “os ha durado muy poco”? No os echéis las manos a la cabeza, que eso quiere decir que estáis haciendo las cosas bien.

caducidad_protector_solar

9. ¿Puedo usar la misma para el cuerpo y para la cara?

La piel de la cara es la más sensible y la más expuesta, y por tanto es a la que le tenemos que prestar una atención especial y usar siempre un FPS alto. Hay protectores solares que se pueden usar perfectamente  y sin ningún problema en la cara y en el cuerpo, porque están formulados y testados para eso y lo especifican claramente en su envase.

Sin embargo, yo soy de las que opinan que es mejor usar productos específicos para cada zona por dos motivos fundamentales:

  • Suelen estar formulados con el mínimo de activos para que no piquen en los ojos
  • Suelen tener mejores características cosméticas que facilitan la reaplicación y no te dejan los típicos churretones blancos.

10. ¿Pueden usar los niños las mismas cremas solares que un adulto?

Uno de los principales factores a la hora de escoger el fotoprotector ideal es a quién va dirigido. De la misma manera que la piel de los adultos es distinta en cada persona, la piel de los niños tienen características propias que la hacen más sensibles a productos como los protectores solares. Por eso, los productos usados en los niños han de estar testados específicamente en población pediátrica. De esta manera, evitamos que la piel sensible de los más peques sufra irritaciones.

niños_fotoprotección

Además, lo solares pediátricos suelen estar formulados “a prueba de niños”. ¿Qué quiere decir esto? Suelen a todo aquello que hacen los niños en el exterior: al agua, al roce con la arena, al sudor…lo dicho, ¡a  los niños!

11. ¿Puedo usar las cremas solares del año pasado?

En los envases  de los protectores suele aparecer un símbolo que hace referencia al periodo de validez que tienen una vez que se han abierto, y que nunca es superior a un año.

Caducucidad_FPS_Fotoprotector

En este caso 12 M significa que su perioco de validez una vez abierto es de 12 M

Entonces, ¿si me compré un envase en agosto me sirve hasta agosto del año que viene? No. Para que ese periodo de validez de 12M sea literalmente ése, no puede estar expuesto directamente al sol o sufrir cambios de temperatura (bolsas al sol, guanteras de coche….) Los filtros solares de un año para otro y tras estar expuestos a estas condiciones extremas pierden estabilidad y por tanto, pierden eficacia. 

Tema a parte (y en el que a mí personalmente no me dan las cuentas) es el hecho de que con un fotoprotector de 250 ml y  con una exposición prácticamente diaria y prolongada, nos pueda llegar a sobrar algo para el año que viene. Volvemos a lo mismo es muy importante echar en cantidades generosas y reaplicar cada dos horas de exposición, ¡sin excusas!

12. Y la pregunta de moda….¿qué pasa con la vitamina D?

Es cierto, que de vitamina D andamos prácticamente todos escasitos pero teniendo en cuenta que el 90% de la gente que conozco se aplica el fotoprotector bastante regular tirando a muy mal, los famosos 20 minutos sin protección al Sol, los tenemos más que cubiertos.

Y lo que todos ya sabemos…

  • Las peores horas para ponerte al Sol son de 12-16 horas. Evita exposiciones largas  y sobretodo no te eches la siesta.
  • Aplica el producto 30 minutos antes, en buena cantidad, de manera uniforme y sobre la piel seca.
  • Reaplica la crema cada 2 horas y después de transpirar, bañarte y/o secarte.
  • ¡Vigila tus lunares! Ante cualquier cambio en su aspecto acude al médico.

 

Y en caso de duda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s